Premio Asturias de Arquitectura

Es una gran satisfacción presentar este libro que ilustra el buen hacer de la arquitectura asturiana en 2010, un año todavía complejo por las consecuencias que la crisis financiera internacional ha tenido para el sector de la construcción.

Asturias tiene un paisaje arquitectónico diverso y de una gran calidad. Así ha quedado reflejado en las veinte ediciones del Premio Asturias de Arquitectura, y así lo reconocen también nuestros visitantes.

El urbanismo y la arquitectura que en los últimos años se está desplegando en Asturias esta influyendo positivamente en la calidad del territorio, revalorizándolo sin destruirlo, y aspirando a mejorar la convivencia y calidad de vida de la población con la recuperación de espacios degradados por actividades industriales y mineras de fuerte impacto ambiental.

Creo que el trabajo realizado desde el Gobierno del Principado de Asturias durante los últimos doce años para facilitar y garantizar un desarrollo territorial ordenado y adecuado tanto a las necesidades de la población como a las características y a los altos valores medioambientales del territorio, ha asegurado la  protección de la riqueza de nuestros paisajes y riquezas naturales al mismo tiempo que la calidad de vida de los ciudadanos.

Las figuras de protección implantadas estos años han impedido abusos urbanísticos como los que se han dado en otras zonas de España y el desarrollo de promociones sin las necesarias dotaciones de servicios, zonas verdes y equipamientos públicos.

Además, desde 1985 la Sociedad Mixta de Gestión y Promoción del Suelo, un instrumento de colaboración entre las administraciones y el sector privado, ha asegurado un desarrollo ordenado de programas urbanísticos de gran impacto y complejidad, consiguiendo la promoción de suelo urbanizado de calidad a precios más accesibles que los de mercado.

El desarrollo de estos instrumentos de ordenación y planificación del territorio ha coincidido con una nueva sensibilidad de los profesionales de la construcción residencial y la arquitectura. Promotores, arquitectos y aparejadores han fomentado una arquitectura residencial, y también industrial, que dialoga con el paisaje circundante, potenciando las cualidades paisajísticas del entorno o descubriendo en él nuevos valores a partir de intervenciones muy pensadas.

Todo esto está muy bien reflejado en esta publicación. Tras las imágenes de estas construcciones hay proyectos de vida y de trabajo, vivencias humanas en viviendas, lugares de trabajo, centros de salud, oficinas, centros culturales y de exposiciones…

Asturias, tanto desde la promoción privada como la pública, ha apostado, en general, por una arquitectura creativa y de calidad.

Tengo que destacar el gran cambio en la concepción de las viviendas de promoción pública, que se han abierto a nuevas soluciones técnicas y de diseño, adaptándose a la normativa urbanística de cada zona. A ello han contribuido los profesionales de la construcción y nuestros arquitectos, que a pesar del contexto económico desfavorable, han sabido plantear soluciones de vanguardia con resultados de alta calidad.

Así lo ha reconocido esta vigésima edición del Premio Asturias de Arquitectura, premiando el proyecto de 15 viviendas de promoción pública para alquiler construidas en Zarréu (Degaña).

También los equipamientos públicos, sean culturales, deportivos o sanitarios, se han abierto a propuestas originales y de gran calidad técnica, como demuestran los accésits concedidos a los nuevos Centros de Salud de La Fresneda, en Siero,  y Tudela Veguín, en Oviedo, y a la reforma del Teatro Riera, en Villaviciosa.

Todos conocemos las consecuencias de la crisis internacional sobre el sector de la construcción residencial en España. En Asturias, la vivienda protegida y los equipamientos públicos han sido el motor del sector en los dos últimos años. Y así está reflejado en el Premio Asturias de Arquitectura: cuatro de cada 10 de los proyectos seleccionados y distinguidos son obras de promoción pública.

En 2010, la vivienda protegida actuó claramente de freno en la  caída de la actividad en el sector. Casi 7 de cada 10 viviendas visadas por el Colegio de Arquitectos en 2010 (el 66,26% del total) se correspondieron con viviendas calificadas como  protegidas.

Ante la crisis y en el marco de la concertación social, del ACEBA, se  intensificó la colaboración con los ayuntamientos en la promoción de suelo para vivienda protegida y se impulsaron medidas concretas dirigidas a garantizar el acceso a la vivienda de los colectivos más afectados por las circunstancias económicas y facilitar la reducción del stock de viviendas nuevas vacías.

Asimismo, se abrió una línea para la compra de viviendas nuevas a los promotores para destinar al alquiler en diversas localidades de Asturias.

La ampliación de la vigencia del Plan Asturiano de Vivienda 2006-2008 profundizando en nuevos criterios de sostenibilidad ambiental y de promoción de la vivienda protegida; la creación del Registro de Solicitantes de Vivienda Protegida como medio para reforzar la transparencia y objetividad a los procesos de adjudicación; y el aumento de los recursos destinados a financiar las ayudas a la compra, alquiler y rehabilitación, han permitido mantener actividad y empleo en el sector residencial.

El  Registro de Demandantes de Vivienda Protegida tiene actualmente 3.080 demandas activas, para las cuales está en marcha la oferta de 947 viviendas protegidas en promociones distribuidas en siete concejos asturianos.

En 2010, 8.017 personas  se beneficiaron de las ayudas al acceso a la vivienda Se duplicaron las ayudas concedidas a la compra y también aumentaron significativamente las ayudas al alquiler y la rehabilitación.

La vivienda de promoción pública es en estos momentos importante no sólo desde el punto de vista del acceso a una vivienda de calidad; también como aporte a la dinamización de la actividad económica y respaldo al buen hacer de los arquitectos de Asturias, que, como demuestra este Premio, están claramente comprometidos con el desarrollo de viviendas de calidad tanto en su construcción como en su integración ambiental con criterios de eficiencia energética y garantía de sostenibilidad. En definitiva, con arquitecturas que hacen más agradable y cómoda la vida de quienes las usamos.

Enhorabuena al Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias, y a todos los profesionales que representa, por estas veinte ediciones de un Premio que ha contribuido que nuestra comunidad también sea conocida por la excelencia arquitectónica. 

 

*Presidente del Principado de Asturias



Dejar un comentario

captcha