Madrid y Galicia cercan la patata asturiana 'por la polilla guatemalteca'

Madrid y Galicia cercan la patata asturiana 'por la polilla guatemalteca'

Responsables de Asturias, Galicia y del Gobierno estatal  mantuvieron una reunión de coordinación en Madrid para analizar la evolución de la Tecia solanivora. La consejería asturiana "ruega la máxima colaboración ciudadana porque incumplir las medidas recomendadas supone  un elevado riesgo de propagación del insecto"

 

Madrid.-La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales adoptará medidas adicionales este verano para evitar el movimiento de patata por parte de personas no residentes que visiten las zonas declaradas infestadas por polilla guatemalteca (Tecia solanivora) en Asturias. Así se acordó  durante una reunión de coordinación mantenida ayer en Madrid entre el  director de Desarrollo Rural y Agroalimentación del Principado, Jesús Casas,  la directora general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias de la Xunta de Galicia, Belén María do Campo Piñeiro, y el  director general de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura, Valentín Almansa de Lara.

 

Las tres administraciones implicadas en las labores de erradicación y control de la polilla guatemalteca convinieron reforzar la campaña informativa en los concejos afectados ante  la  afluencia de turistas y veraneantes que se produce  durante la época estival. También recabarán el apoyo de otras administraciones implicadas, como los ayuntamientos, para continuar  concienciando a la población del grave peligro de trasladar patata comprada o regalada fuera de estos municipios. Además, las administraciones coordinarán con las fuerzas de seguridad un incremento de los controles en las carreteras.

 

La Tecia solanivora es una peligrosa plaga, de declaración obligatoria, detectada recientemente en España, en las comunidades autónomas de Galicia y  Asturias. El pasado 3  de marzo, el Gobierno central aprobó  un programa nacional para su control y erradicación.

Los tres directores analizaron las actuaciones desarrolladas hasta ahora en cada comunidad y, al mismo tiempo, reforzaron los instrumentos de colaboración en el control de la plaga, “desde el convencimiento mutuo de que solo la acción coordinada asegurará estar en condiciones de poder erradicar la plaga”, ha afirmado Jesús Casas. El Ministerio de Agricultura, dadas las características de la plaga, tiene la obligación de informar a la Unión Europea de la evolución de la misma.

Casas ha señalado que durante el encuentro  se constató que, tanto en Asturias como en Galicia, se han realizado con normalidad y en los plazos previstos las actuaciones contempladas en el programa.

Así, ya han concluido los  trabajos de erradicación de producciones y cultivos en las zonas infestadas relacionados con las primeras etapas, actuaciones que han tenido un “notable consenso social y un alto grado de compromiso de todos los actores implicados”, ha manifestado el director de Desarrollo Rural.

 

Casas ha añadido que, con los datos disponibles, la plaga no parece haber ampliado su presencia en ninguna zona ajena a las inicialmente declaradas. Además, ha explicado que  los controles y trampeos que se realizan sistemáticamente  “empiezan a manifestar una presencia de polillas notablemente inferior a la que se produjo en el momento de establecer el programa”. No obstante, continúa siendo necesario mantener los sistemas de control y trampeo, con el fin de disponer de la mejor información posible sobre la evolución  

 

El director de Desarrollo Rural ha subrayado que las actuaciones realizadas hasta ahora han sido posibles gracias a la colaboración de los ciudadanos y que tanto los residentes en los núcleos afectados como los cultivadores de patata “están realizando un notable esfuerzo”. Un empeño que, advierte, “no debe malograrse con comportamientos inadecuados”. La presencia residual de contingentes de patata almacenados o de cultivos en las zonas infestadas que todavía pueda existir por no haber sido declarados “supone un enorme riesgo para el éxito del programa y una muestra de insolidaridad social”.

 

Tanto Asturias como Galicia y el ministerio entienden que el programa de control de la polilla se ha puesto en marcha con el ritmo y el alcance que era necesario, y estiman necesario  mantener e intensificar el esfuerzo en los próximos meses, esenciales para calibrar la evolución del proceso. Los representantes de las tres administraciones mantendrán una reunión en el mes de octubre en la que no excluyen adoptar nuevas medidas en función de la evolución  de la plaga.

El director de Desarrollo Rural ha recordado que la consejería ha  delimitado las zonas afectadas, tanto infestadas como tampón, además de retirar y destruir los contingentes de patata y erradicar los  cultivos existentes. También se han puesto en marcha los mecanismos de control y seguimiento de la evaluación de la plaga y establecido protocolos comunes para la indemnización de los afectados, coordinando  la ejecución de las actuaciones para hacerlas más efectivas.

 

Dejar un comentario

captcha