José Fernández Meana y Teresa Sánchez Amandi "Paisanos del año"

José Fernández Meana y Teresa Sánchez Amandi

El Alcalde de Oviedo, Wenceslao López, entregó los premios de "Paisanos del año" a José Fernández Meana, de 100 años y vecino de Peón, en Villaviciosa, y a Teresa Sánchez Amandi de 99 años, y procedente de Miyares, Piloña.

 

Oviedo.-El Auditorio Príncipe Felipe acogió los actos del homenaje al Paisano y Paisana del año que organizan cada año el Ayuntamiento de Oviedo, la Fundación Caja Rural de Asturias, La Nueva España y la Corporación Radio Televisión Española. En esta edición se ha reconocido a José Fernández Meana, de 100 años y vecino de Peón, en Villaviciosa, y a Teresa Sánchez Amandi  que, a sus 99 años, sigue viviendo en su pueblo natal: Miyares, en el concejo de Piloña.

En el acto también se ha reconocido el trabajo realizado por el veterinario ya jubilado Manuel Cima García; al ingeniero agrónomo José E. Sáenz Fernández; al ingeniero técnico agrícola Lucía Amor Fernández y al joven ganadero Lucía Velasco Rodríguez.  Además, se ha entregado el premio  ‘A la horticultura' a la Finca el Cabillón y el  galardón en materia de investigación ha reconocido el trabajo de la veterinaria Ana Mª Balseiro Morales. ‘La Quesería Destacada' fue este año para la Quesería Sociedad Cooperativa Queso Peñamellera de Llorín, en  Alles; y el galardón para el artesano del año ha ido a manos de Friedrich Bramsteidl, austriaco de nacimiento, se Santa Olaya de Oscos de adopción.

En cuanto a los premios a los ganaderos, Juan Manuel Suárez Fernández, de la Ganadería Poyo S.C., logró el galardón en la raza Frisona; Jesús Suárez Fernández fue reconocido en la raza Asturiana de los Valles y en la categoría de raza Asturiana de Montaña, al matrimonio José Manuel García García y Manuela González Montes.  El premio a las explotaciones destacadas fue a parar a Navia por la explotación El Artedo S.C. propiedad de Aurelio González, junto con sus padres, Gonzalo y Magdalena, y su mujer, Montse. También se ha reconocido, en la categoría de ‘Defensa y Difusión de nuestra Cultura', a Yolanda Pérez Alonso, Directora de Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo.

 

Paisano del Año 2018

José Fernández Meana, de 100 años, nació el 30 de junio de 1917, aunque no lo apuntaron hasta 9 días después, el 9 de julio, de Peón, Villaviciosa.

Sus padres tenían una casería en Peón, donde acudió a la escuela junto a sus 4 hermanos, 3 hombres y una mujer, que vivían de la labranza. Con 17 años marchó con la República a la zona de Oviedo, y acabó pasando la guerra civil en Santander, en la Batalla del Ebro, en Menorca y en Córdoba. Tiene en su haber la medalla de la Cruz Roja Militar y la de Campaña, también militar. De regreso a casa se casó y se hizo cargo de la casería de sus padres, en donde vivía con su mujer, sus dos hijos, sus padres y sus abuelos. Comenzaron teniendo 4 ó 5 vacas, una pareja de bueyes y una importante pumarada.

En su casa en Peón atiende y anima a los peregrinos del Camino de Santiago que por allí pasan. Tan sólo desde hace dos años y durante los meses de más frío, vive con su hija, pero en los meses estivales regresa a su casa de Peón. Tiene 5 nietos y un bisnieto.

Luce orgulloso en el ojal de su chaqueta el escudo de Villaviciosa, que le impuso el alcalde cuando iba camino de los 100 años y sus vecinos le hicieron un homenaje.

 

 

Paisana del Año 2018

Teresa Sánchez Amandi, de la Miyares, en el concejo de Piloña, tiene 99 años. Nació aquí, en Miyares, donde vivían sus padres, que tuvieron 5 hijos, pero cuando ella nació su madre se puso muy enferma y fue criada por dos maestras. Fue a la escuela en Miyares y continuó los estudios en Infiesto, llegando a obtener el título de maestra aunque nunca  ejerció.

Sus dos maestras le compraron una finca, La Finca El Raposo, a la que ella ha dedicado su vida.  Al principio la llevaba sola, con 4 o 5 vacas; después se casó, y su marido, Ricardo Díez, se dedicaba a la compra y venta de ganado. Aún hoy tiene en su casa una vaca y una yegüa.

Tuvo 4 hijos pero dos de ellos fallecieron. Sus dos hijas gemelas emigraron a Cataluña en busca de un futuro mejor y de donde, una de ellas regresó hace 11 años para cuidar a sus padres. Tiene 2 nietos y una bisnieta de 21 años.

En ocasiones retomó su profesión de maestra dando clases particulares algunos jóvenes de la zona.

 

Dejar un comentario

captcha